Vecinos de Santa Lucía retienen a un empleado de la CFE

Desde hace tres días, los vecinos de la calle 27 y 46 del barrio de Santa Lucía han estado sufriendo interrupción en el suministro de energía eléctrica. Como respuesta a esta situación, un grupo de vecinos decidió llevar a cabo una protesta en demanda de una solución a las fallas ante la falta de respuesta de la CFE.

La protesta comenzó con la colocación de barricadas de piedra en la calle, bloqueando el paso de vehículos. Posteriormente, empleados de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) llegaron al lugar para abordar la problemática y llevar a cabo una reparación provisional de la avería. Sin embargo, esto generó descontento entre los vecinos, quienes expresaron su deseo de una reparación definitiva de la falla.

La situación tomó un giro más tenso cuando un grupo de vecinos sometió a uno de los empleados de la CFE, amarrándolo a un poste de la compañía eléctrica. Este acto fue acompañado por la difusión de imágenes y videos en las redes sociales, donde se exhibía al empleado retenido.

Posteriormente, el empleado fue liberado, pero se emitió una advertencia de que si las fallas eléctricas persistían, se tomarían medidas más drásticas.

Los vecinos afectados han argumentado que las interrupciones en el suministro eléctrico han causado daños a sus alimentos y aparatos electrónicos. La molestia generada por estas dificultades en el servicio se materializó en la protesta en las calles y en el acto de retener temporalmente a uno de los empleados de la CFE.

Tras varios minutos de tensión y alboroto, los vecinos permitieron que los empleados de la empresa paraestatal se retiraran del lugar y liberaron la vía pública. Esta situación generó diversas opiniones en redes sociales, algunas personas apoyaban la acción y otras criticaban el ataque al empleado que poco puede hacer, ya que la responsabilidad directa es de la CFE. Lo que es un hecho, es que el servicio ha causado conflictos en diversos municipios y colonias de Mérida.