Poder judicial excluye de la mesa de dialogo al sindicato Progresista

La dirigente del Sindicato Progresista de Trabajadores del Poder Judicial de Yucatán, Luisa Martín Puc, advirtió que su agrupación no tuvo cabida en el canal de diálogo que ya se estableció, tras la amenaza de huelga de uno de los sindicatos activos, o de lo contrario también buscaría por promover un paro de labores.

“Que nos incluyan en la mesa de diálogo. Tenemos acciones legales que estamos platicando, en caso que no nos den la apertura a la negociación, el sindicato progresista también puede estallar la huelga”, afirmó.

Ayer, autoridades del Tribunal Superior y del Consejo de la Judicatura iniciaron una mesa de diálogo en la que participó el Sindicato Único y el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Judicial en la que se abordaron diversos temas, como el otorgamiento de bases, la instalación de las comisiones pendientes y el aumento al salario.

Sin embargo, el Sindicato Progresista aseguró que no se atendió la apertura de juzgados ni mejora salarial que se exigía, que era del 16% y no del 10%, según se habría acordado.

Asimismo, su líder acusó a los otros dos sindicatos de no tener voluntad para establecer un frente común, en beneficio de los trabajadores, además de que advirtió que el Sindicato Único de Trabajadores del Poder Judicial simuló el estallido de una huelga, cuando no contaba con el número de trabajadores a favor para iniciar este proceso de manera legal.

“Advertimos que hubo una simulación porque solo no tiene las condiciones para el estallamiento de la huelga”, afirmó.

La líder sindical estableció como plazo el próximo 15 de noviembre, fecha en la que se realizaría la siguiente reunión, para ser incluidos en las mesas de diálogo, pues de lo contrario, iniciará con el proceso de huelga.

Para ello, se requiere de las dos terceras partes del total de los trabajadores del Poder Judicial, cantidad que buscaría completar para conseguir su objetivo.

ACOM