Un Oso mata a matrimonio y a su perro en Canadá

Un oso pardo atacó y mató a dos personas en el Parque Nacional de Banff, en Alberta, Canadá, informó Parks Canada.

Las personas que murieron eran marido y mujer, según Kim Titchener, fundadora de Bear Safety and More, que es amiga de la familia. El perro de la pareja, que estaba con ellos en ese momento, también murió.

“Eran personas que vivían al aire libre y estaban muy acostumbradas a salir al campo”, dijo Titchener, al medio CBC News.

“Estoy segura de que es un shock increíble para su familia y lo siento mucho por ellos. Es una situación horrible”.

 Las autoridades del parque recibieron una alerta de ataque de oso a las 20:00 horas del viernes, según explicó Natalie Fay, responsable de relaciones públicas de la unidad de campo de Banff.

De inmediato, se movilizó un equipo especialmente entrenado en ataques a la fauna salvaje, pero el clima dificultó su tiempo de respuesta.

“Las condiciones meteorológicas del momento no permitían el uso del helicóptero, y el equipo de respuesta viajó durante la noche hasta el lugar por tierra”, dijo.

“El equipo de respuesta llegó al lugar a la 1 de la madrugada y descubrió a dos personas fallecidas”.

Mientras se encontraban en la zona, el equipo de respuesta se topó con un oso pardo que mostraba un comportamiento agresivo, dijo Fay, lo que llevó al personal de Parks Canada a sacrificar al animal in situ por seguridad pública, informó CBC.

“Se trata de un incidente trágico y Parks Canada desea expresar sus más sinceras condolencias a las familias y amigos de las víctimas”, dice el comunicado. La zona donde ocurrió el ataque permanecía cerrada.

“Durante el otoño, los osos se preparan para la hibernación y aumenta el riesgo de encuentros sorpresa con la fauna salvaje. Los osos se centran en beber y comer todo lo posible, por lo que están menos alerta y son menos conscientes de su entorno. Los encuentros sorpresa pueden ser muy peligrosos tanto para los osos como para los humanos”, indicó el comunicado del parque.

Según Titchener, sólo 14% de los ataques de oso pardo en todo el mundo se saldan con víctimas mortales, por lo que incidentes como el del viernes son poco frecuentes.