Líderes árabes piden cese del fuego en Israel; Blinken alerta que es contraproducente

Amán, Jordania, 4 de noviembre (AP).- Líderes árabes que denuncian las muertes de miles de civiles palestinos en la guerra entre Israel y Hamás presionaron el sábado para un cese del fuego inmediato, incluso cuando el Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, advirtió que dicha medida resultaría contraproducente y fomentaría más violencia por parte del grupo miliciano.

Después de conversaciones con diplomáticos egipcios, jordanos, saudíes, qataríes y emiratíes, y un alto funcionario palestino, Blinken estuvo junto a sus homólogos de Jordania y Egipto en una serie de podios para hablar de lo que él describió como su deseo común de proteger a los civiles en Gaza y mejorar el flujo de ayuda al asediado territorio.

La discordancia en los mensajes era evidente. Aun así, la conferencia de prensa conjunta entre ministros del mundo árabe y el principal diplomático del aliado más cercano de Israel, así como las varias oportunidades para tomar fotos, contrastó con la visita de Blinken a Tel Aviv el viernes, en donde Blinken se reunió solo con la prensa tras conversaciones a puertas cerradas con el Primer Ministro Benjamin Netanyahu.

Los ministros árabes pidieron reiteradamente que la lucha parara ahora y condenaron las tácticas de guerra de Israel.

Blinken se mantuvo firme en la postura de Estados Unidos de que un cese del fuego afectaría el derecho y obligación de Israel de defender a sus ciudadanos tras el ataque sorpresivo de Hamás el 7 de octubre en el sur de Israel. Agregó que permanece inquebrantable el compromiso del Gobierno de Joe Biden al derecho de Israel de autodefensa.

En esta imagen, distribuida por el ejército israelí el 2 de noviembre de 2023, se ve la campaña terrestre de las fuerzas de Israel en la Franja de Gaza. Foto: Fuerzas de Defensa de Israel vía AP

“Es nuestra opinión ahora que un cese del fuego simplemente dejaría a Hamás en posición, capaz de reagruparse y repetir lo que hizo”, dijo Blinken.

Señaló que Estados Unidos apoya las “pausas humanitarias” en las operaciones de Israel para permitir un mejor flujo de ayuda — una petición que Netanyahu rechazó intencionadamente en la víspera— y mayor tránsito de extranjeros desde Gaza hacia Egipto. Los colegas de Blinken de Jordania y Egipto consideraron que eso es insuficiente.