La unión de padres de familia de Yucatán dice que los libros de texto son “ilegales”

Alertan que los nuevos libros de texto gratuito podrían considerarse “ilegales”, ya que el proceso legal para su impresión y distribución en las escuelas no se habría cumplido.

Al respecto, Gerardo Pineda Martínez, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia en Yucatán, recordó que esta agrupación interpuso una demanda de amparo en mayo pasado. La demanda se centró en el contenido de los libros, y en virtud de esta, se concedió el amparo. Como resultado, se ordena detener la impresión y distribución de los libros, ya que las autoridades educativas no cumplieron con la presentación de planes y programas de estudio solicitados.

“El contenido ya se conoce pero no es oficial. Se han observado fallas, no solo de dedo, sino que no apoyan al aprendizaje. Es evidente que no abonan al desarrollo de los estudiantes”, explicó el directivo.

“Ya entregaron estos materiales, y se encuentran en las bodegas de la Secretaría de Educación de Yucatán. Sin embargo, no se completaron los procesos, ya que no se revisó su contenido y tampoco se aborda un aprendizaje adecuado de ciencias básicas como las matemáticas”, señaló.

Conaliteg incurrió en un proceso ilegal

Remarcó que la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito (Conaliteg) incurrió en un proceso ilegal, al imprimir los libros no avalados, e incluso si se presentan los programas de estudio, dijo que tampoco se está cumpliendo el programa, pues los libros ya están hechos. Por lo tanto, los libros son ilegales y hay un desacato, si estos libros llegan a los estudiantes.

Recordó que el proceso legal comprende la elaboración de planes y programas de estudio, los cuales deben conocerse por especialistas en educación y los padres de familia, el cual no se dio de manera adecuada.

Señaló que al tener libros no legales, las autoridades pueden optar por usar los libros del curso anterior, los cuales fueron revisados y avalados.

ACOM