Italia ofrecerá taxis gratis… ¡a los borrachos!; buscan evitar accidentes

El Ministro de Transportes e Infraestructuras de Italia, Matteo Salvini, ha dado inicio a un proyecto experimental destinado a ofrecer taxis gratuitos a los noctámbulos que superen los límites legales de alcohol, con el objetivo de mejorar la seguridad vial y reducir las tragedias asociadas al consumo excesivo de alcohol al volante.

Este innovador proyecto, respaldado por el Ministerio de Transportes y desarrollado en colaboración con asociaciones que representan a los establecimientos de ocio nocturno hace un par de semanas, tiene como objetivo abordar el preocupante problema de los accidentes automovilísticos relacionados con el alcohol.

El protocolo del proyecto piloto se basa en la iniciativa de que cualquier persona que salga de una discoteca y decida someterse voluntariamente a una prueba de alcoholemia tendrá la oportunidad de recibir un servicio de taxi gratuito que los llevará de regreso a sus hogares.

En caso de que los resultados de la prueba de alcoholemia indiquen que el nivel de alcohol en sangre excede el límite legal para conducir, tanto el solicitante como sus acompañantes serán transportados a su destino de manera segura y responsable, según ha señalado el gobierno.

La implementación de este proyecto se llevará a cabo en seis establecimientos de renombre en toda Italia, durante un período de prueba que abarcará desde agosto hasta mediados de septiembre. Las discotecas seleccionadas para participar en esta iniciativa son: Mascara All Music en Mantua, Il Muretto en Jesolo Lido (Venecia), Praja en Gallipoli (Lecce), Baia Imperiale en Gabicce Mare (Pesaro-Urbino), Naki Discoteca en Pavía y La Capannina en Castiglione della Pescaia (Grosseto).

Los promotores del proyecto, que surgió como resultado de reuniones con asociaciones de establecimientos de ocio nocturno y la participación de influyentes y creadores digitales, buscan destacar el compromiso del gobierno italiano en la lucha contra el consumo irresponsable de alcohol y su impacto en las carreteras. Con información de El Excelsior