Hong Kong decomisa una tonelada de metanfetamina traficada en costales de Segalmex

El Departamento de Aduanas de Hong Kong ha informado del decomiso de 1,1 toneladas de presunta metanfetamina sólida proveniente de México, en lo que ha calificado como el mayor cargamento de dicha droga sintética detectado por esa agencia gubernamental. La metanfetamina fue incautada en un contenedor marítimo y estaba empaquetada en costales con los sellos de seguridad alimentaria mexicana (Segalmex),de  la institución creada por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador para vender productos a bajo costo a los más pobres. Segalmex, envuelta en numerosos casos de corrupción, se ha deslindado del cargamento ilegal con el argumento de que la institución no exporta productos a ningún país. “Por lo que nos deslindamos de cualquier mal uso que se haga de las siglas Segalmex en otros países”, ha precisado.

Hong Kong ha detallado en un comunicado que el decomiso se llevó a cabo el 26 de octubre en la aduana del distrito de Kwuai Chung. Además del decomiso, tres hombres y una mujer fueron detenidos. La administración de Hong Kong ha señalado que el valor de la droga incautada asciende a 640 millones de dólares. “Este es el caso más grande de metanfetamina sólida detectada por Aduanas”, ha precisado la autoridad.

 El comunicado añade que se seleccionó para su inspección un contenedor marítimo que llegaba de México a Hong Kong y que declaró transportar 611 sacos de productos del mar. “Tras la revisión, se encontró dentro de 104 bolsas de nailon un lote de presunta metanfetamina, camuflada como conchas marinas mezcladas con otras genuinas. El lote de presunta metanfetamina pesaba alrededor de 1,1 toneladas en total”, se precisa. Tras las investigaciones, las autoridades capturaron a un conductor, a una mujer encargada de una compañía de logística, a un encargado de un almacén y a un hombre “desempleado”. “La investigación continúa”, ha señalado el Departamento de Aduanas.

Aunque no se puede establecer una relación directa entre Segalmex y este caso de tráfico de drogas, se trata de un golpe a la imagen ya de por sí maltrecha de una dependencia hundida en casos de corrupción. Las cifras más recientes cifran el daño a las finanzas de Segalmex en 20.000 millones de pesos, en desvíos de recursos, contrataciones manipuladas y cuentas a proveedores sin cobrar. La institución mexicana ha advertido de que presentará denuncias penales por “el mal uso del nombre y logotipos de Segalmex”.