Denise Maerker y Manuel López San Martín deberán escoger 30 preguntas para el debate presidencial

Signa Lab del ITESO, hizo entrega de las 108 preguntas que pasaron a la etapa final para el primer debate presidencial, que se realizará este domingo en las oficinas centrales del Instituto Nacional Electoral.

De estos reactivos, la moderación integrada por los periodistas Denise Maerker Y Manuel López San Martín deberán escoger, las 30 preguntas que le formularán a las candidatas Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez, así como al candidato Jorge Álvarez Máyez. Las preguntas se les entregarán el miércoles 3 de abril.

Catalina Morfín, directora general académica en ITESO, explicó que el trabajo de Signa Lab consistió en la preparación y depuración de la base de datos entregada por el INE; la obtención de la muestra estratificada y una clasificación por región; la selección de preguntas por frecuencia y aleatoriedad, así como su revisión.

En el acto protocolario de la entrega, indicó que se realizó un análisis de datos a partir de los temas previstos: educación y salud; transparencia y combate a la corrupción; no discriminación, grupos vulnerables y violencia contra las mujeres.

La etapa del proceso

En tanto, Juan Larrosa, Director del Departamento de Estudios Socioculturales del ITESO, expuso las etapas del proceso en el que trabajó un equipo de 11 personas.

Explicó que una vez que el INE hizo entrega de un USB con las preguntas, el material se trasladó a sus instalaciones de Guadalajara, donde expertos de ciberseguridad del ITESO verificaron su integridad y se descargó en equipos sin acceso a internet.

En una primera etapa, se depuró la lista con base en un diccionario elaborado por la institución, para eliminar preguntas con términos ofensivos o sesgos políticos. En total, se descartaron mil 117 reactivos.

En otra fase, se eliminaron mil 664 preguntas repetidas, con una redacción exacta, aunque sí se tomó en cuenta la pregunta original.

Es decir, que en total quedaron 21 mil 219 preguntas de las 24 mil que se recibieron mediante plataformas digitales.

De este total, el ITESO sacó una muestra estratificada por tema y región de mil 701 preguntas.

En la siguiente etapa, se utilizaron herramientas de inteligencia artificial y lingüística, así como un algoritmo de similitud semántica para extraer 18 preguntas por frecuencia y 90 aleatorias.

Se hizo una revisión manual mediante técnicas computacionales e inteligencia artificial. En una primera revisión, se detectaron 28 errores de coherencia argumentativa, sintaxis, neutralidad o pertenencia temática, criterios de invalidación establecidos por el INE por lo que se reemplazaron dichos reactivos.

En una segunda revisión, 11 preguntas no cumplían con los criterios y se procedió a reemplazarlas. Un tercer y cuarto ejercicio resultaron en la eliminación dos y una pregunta, respectivamente.

La consejera Carla Humphrey, presidenta de la Comisión de Debates, subrayó que la oficialía de partes del INE dio seguimiento a todo el proceso, desde la entrega de preguntas hasta la depuración y selección en las instalaciones de Guadalajara del ITESO.

Señaló que las candidaturas presenciales no conocerán las preguntas seleccionadas por la moderación hasta el momento del debate. Con información del Universal