“Los bancos amaban nuestros negocios”, alega Trump tras primer día de juicio en su contra

Nueva York.- El expresidente Donald Trum  reiteró este lunes en sus propias palabras y a través de sus abogados que está siendo víctima de una persecución política, durante el primer día del juicio civil en su contra por fraude en la Organización Trump, que durará casi tres meses y puede ser crucial para sus negocios.

Trump acudió voluntariamente a la Corte Suprema de Nueva York y, si bien mantuvo una actitud estoica en la sala, aprovechó la presencia de periodistas en sus entradas y salidas para calificar el proceso de “caza de brujas” y arremeter por su ideario demócrata contra la fiscal, Letitia James, y el juez, Arthur Engoron.

Antes de salir de la corte, Trump insistió en que no ha hecho “nada malo” y que el juicio forma parte de un esfuerzo para interferir con las elecciones del 2024,  en las que busca ser candidato presidencial republicano.

 “Los bancos amaban nuestros negocios, nuestros tratos, no se les defraudó”, dijo Trump. “Hicieron mucho dinero y me consideraban un muy buen cliente”, aseguró.

También se quejó del tiempo “desperdiciado” en el juicio que pudo pasar en campaña. “He estado sentado en la corte todo el día en vez de estar en Iowa, en New Hampshire, Carolina del Sur y muchos otros lugares donde podría haber estado”, indicó. “Es una situación horrible para el país”.

La sesión de este lunes concluyó ya, luego de que el primer testigo del fiscal general de Nueva York, Donald Bender, antiguo contable de Trump, declarara sobre documentos financieros de 2011. Se prevé que seguirá declarando el martes.

En sus primeros testimonios, Bender reveló que recopilaba las declaraciones de condición financiera sin realizar un análisis o “revisar los procedimientos” para obtener la información.

La fiscalía alega que Trump, sus dos hijos mayores y dos socios tenían conocimiento o participaban en la práctica de inflar los activos de la Organización Trump en sus declaraciones financieras para obtener ventajas en préstamos bancarios y seguros; un año, la cifra se exageró en 2 mil 200 millones de dólares.

Sin embargo, Trump insiste en que todo se trata de “interferencia electoral” y una “cacería de brujas”.

Trump tachó a la fiscal general de Nueva York, Letitia James, de “racista”, diciendo que es un “espectáculo de horror”. Se quejó de la ausencia de jurado en el juicio, pero lo cierto es que su equipo no solicitó la presencia de uno.

“Este es un juez que debería ser inhabilitado. Este es un juez que debería estar fuera de su cargo. Este es un juez que algunas personas dicen que podría ser acusado penalmente por lo que está haciendo. Está interfiriendo con una elección”, alegó Trump sobre el juez Arthur Engoron.

La sesión continuará este martes, pero se desconoce si Trump volverá a presentarse. “Preferiría que no”, se limitó a decir. No está previsto que declare en los próximos días. El Universal