Aitana, una influencer creada con inteligencia artificial: no existe, pero arrasa en redes

Aitana López, barcelonesa de 23años. Le gusta la vida sana y el deporte y gana nada más y nada menos que 4000 euros al mes. “Le salen, sobre todo, trabajos de joyería”, cuenta a Antena 3 Noticias uno de los fundadores de la agencia ‘The Clueless’, Rubén Cruz.

Desde ‘The Clueless’ han abierto una agencia de modelos, pero sin modelos reales: son virtuales. “Ahora mismo tenemos solo a dos modelos: Aitana y Amaia”. Tienen muchas ventajas, cuenta desde la propia agencia: “Puede estar en cualquier lugar del mundo a un bajo precio”. Y es que “muchas veces trabajar con modelos, con influencers, los costes son un poco elevados. Buscamos una manera de abaratar estos costes utilizando la inteligencia artificial”, nos explica la diseñadora Diana Núñez -y también fundadora de la agencia-.

Aunque avisan en su perfil que es producto de la inteligencia artificial, Aitana recibe cientos de mensajes diarios de su legión de más de 107.000 fans. Detrás de Aitana hay un equipo de cinco personas, entre diseñadores, ‘community managers’ y ‘project managers’.

Así es como se crea una influencer virtual con muchas horas de trabajo, “no es solo darle a un botón” ni es un proceso sencillo. “Ponle más arrugas de expresión para que sea más natural”, les escuchamos decir mientras trabajan. “Para que esa foto salga bien igual hay otras 200 antes que han salido mal”, reconocen. Fotografías que tiene que retocar un profesional. Hacer cada modelo les puede suponer unos 2500 euros al mes de costes.

Es el nuevo reclamo para muchas marcas que, de esta manera, consiguen abaratar costes. Una opción más barata para pequeñas empresas que no pueden permitirse una ‘famosa’, pero, por otro lado, también es una forma de “crear diversidad, no podemos seguir con los mismos estándares”. Modelos a la carta. Y a la pregunta de si llegarán a ganar más dinero que una normal responde: “En un futuro seguro que pueden llegar a ganar más que una influencer normal”.

Quién sabe si nuestra Aitana llegará al éxito de la estadounidense Miquela (@lilmiquela), la reina virtual con más de 2,7 millones de seguidores. Una chica robot que ha hecho campañas para grandes marcas y que, incluso, es capaz de cantar.

Sofía es otro ejemplo. Una modelo que tampoco existe: nunca ha estado desfilando, ni de viaje por París, todas las fotos de su perfil de Instagram son falsas y creadas con inteligencia artificial. @sofia.artif acumula más de 129.000 seguidores. Es inteligencia artificial y también un negocio muy real.